martes, 24 de noviembre de 2009

Casanova

Que menos que un casanova, eso era él. En todo el rato no cesó de repetirme que me veía como una hermana, que lo nuestro estaba por encima de los demás, pero no dudó en explorar mis energías. Sintió mi afecto, percibió mi caos, adivinó mucho más de lo que le pude decir. Me conmovió hasta el punto de creerme las mentiras que ya descubriré. Las películas cuando le conocí dejaron de parecerme interesantes a su lado. Llevaba en el bolsillo una porra de metal, un spray antivioladores y un aparato que soltaba descargas eléctricas de 50. 000 voltios, que se dice pronto.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Písame

Písame si quieres, yo me voy a dejar
empújame, insúltame, no me hables.
No me voy a quejar.
Va a dar igual, me lo merezco.
Quizás me merezco un castigo peor.

Nuntempe, plej bona tiel

Nun se sinjoroj, m'revenis freneza de ellaboras, freneza de debò. Dekkvar cafes ciutaga. Dudek unu grajnoj de tabako. Ne multaj pli d'mangajo. Manioj , manioj, kaj pli da putinoj manioj. Pli, pli, pli.
Finos por krevi, kiel la kristaloj de mia cambro kiun ili decidis ke jam ne donas por pli da. Trukitaj nulo telefòniques. Esti l'alia, l'alia fekajotondroj

Acceso de lucidez fulminante

Una masturbación silenciosa, plácida,
y una marabunta de dedos pies y lágrimas,
oídos sordos que inhiben mis lamentos.

Gotas de sudor adyacentes reconfortando mis entrañas.
No estas aquí, pero eso es lo de menos
aunque tantas veces me hagas falta.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Horas que no se aburren

Necesito adrenalida, si no me muero.
voy a hacer una muy gorda, tan gorda que se me escape entre los dedos.

Despues de tanto tiempo de nuevo halitos que se juntan, de nuevo encuentros al viento más salvaje, al que del tiempo hace milagros y cambia hasta las horas de los relojes si te descuidas un rato.Ufff, toda la tarde el viento hablándome, al ritmo de la gaita parda, al ritmo del son playero de tus andares de burro viejo. No sabes lo que me pierdo , no veas si el ritmo acelera y el pulso no para de estallar en mis recovecos. Vaya palabra, vaya vaya...



Ni dolor, celos ni rabia, ni siquiera esperanza, amor u odio, ni siquiera palabras de apoyo o consuelo, ni una humilde mirada, cartas escritas con letra muy mala, o tu sabor despertando mi boca en la madrugada. Me da muy igual todo, cada día mas indiferencia, todo es la misma basura de siempre. No me inmuto ni con el ruido vespertino de tus intentos de autosuficiencia.


TODO puede desaparecer y eso no afectara ni un poco a mi equilibrio desemocional, el equilibrio del que despues de mucho sentir de repente pierde toda emoción, apatía de la más brutal. La desidia de mis sueños peor soñados, la jodida abulia, llámalo como quieras....


Lo mismo me da por tirarme ahora por la ventana, quizás sea la forma más fácil de volar, ya he olvidado que antes casi que alcanzaba a ver por encima de la fachada! sabía hacerlo yo sola, sin ayuda de nadie. Quizás lo haga

Y todo se me nubla , me importa un carajo ahora que tres días más tarde , el tiempo ha perdido su sentido y yo mi orientación, creo que me voy a tirar. ¿A quien le importa? Cuatro, cinco, solo es un suicidio más.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

martes, 10 de noviembre de 2009

No soy un adulta...

.... Estoy decepcionada. Decepcionada desde que supe que para ti las vidrieras no eran una excusa para sacarme de la cama. Por el egoísmo que me trasmites,
por tus vanalidades tan extremas, y porque no me llamas.

lunes, 9 de noviembre de 2009

De lugar

Vuelvo a quedarme impactada, por esas cosas que se cuecen aquí, en el colegio de la desidia, de los esperpentos a mares y las visceras de colores a tantas. Si, señores, ahora me han castigado el alma por ser buena persona. Por juntarme con un pobre indigente de mirada lánguida y darle de comer los tristes postres de los que me "privo". Que el señor esté vosotros... ¿Qué pasa con la obra de Dios? ¿del Dios de los pobres que tanto adoran? ¿No era el cometido de nuestro señor dar de comer al hambriento y dar cobijo al pobre? bla bla bla

Y por qué me miran mal? Joder, que puto desgaste mental. ¿Qué le ven de malo a una estrecha relación de amistad entre un chico de la calle y una aspirante a novicia? Vamos hombre, que me lo digan a mi... Odio la mirada de esa chica, el brillo de maldad en sus ojos al oir salir de mi boca las palabras que tanto ha repetido desde que las escuchó.
- Pero, ¿tú hablas con él?
- Pues claro, es mi amigo y le conozco bastante bien.

Esa mirada va a hacer que tienda a aislarme de mi habitual sitio de reposo, porque no podré volver a enfrentarme a sus ojos, tan fríos, tan hundidos y llenos de mierda de la más pura. Ufff.... Señor bendito!

Putas niñatas mimadas de papá, que por no saber no saben ni a donde mirar si no tienen delante un pañuelo de cachemira. Que rabia me invade por dentro, que desdén más infernal, que hace que mis ojos parezcan temblar al ritmo del gon que hace su personalidad, egocentricas de mierda, perras del infierno, ¡coño! os odio, joder que puto desastre de lugar.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Solo antediluviano

Es curioso esto que me pasa. Siempre me he sentido un bicho raro. Recuerdo tan solo un día de mi vida en que yo me sentí normal. Pero ahora la cosa es muy diferente. Yo ya ni siquiera me siento una persona y creo que esto es grave.



No sé lo que quiero hacer con mi vida, la mayoría de las veces que me relaciono con personas es como si me obligaran a enfrentarme a leones hambrientos. Siento como si fuera imposible que alguien comprendiera mi estado anímico, mis pensamientos quedan siempre en el aire, como si nadie pudiera enlazarlos con nada, como si mis palabras estuvieran destinadas a vagar eternamente sin que nadie las responda jamás.


Mi cara, mi cara es un puto poema, un incendio, un desastre sobrenatural, todo el mundo ve unos bonitos ojos en ella que a mi se me antojan las cuencas semivacías de un decrépito funanbulista. Coño, que muerta estoy, que muerta me veo.


Empiezo a odiar de nuevo instintos básicos como el hambre y el sueño.
Me es practicamente imposible tomar decisiones, desahogarme o contar un suceso al completo. Mi cabeza me esta jugando malas pasadas, no paro de autoanalizarme, tratando de encontrar una respuesta, quizás una salida. Mi mundo interior crece exponencialmente y me absorbe y no tengo fuerzas para nada, así que me dejo arrastrar por esa vorágine que solo contribuye más y más, cada día más a mi autoaislamiento.



NO SOY UNA PERSONA. Me lo repito tanto que hasta me lo creo. ESTOY SOLA EN EL MUNDO. Ahora sé que sola no estoy, simplemente que estoy rodeada de personas y por eso me siento así.














Y yo lo que hago es que me refugio en los detalles, la cortesía y en ese tono de voz que a veces escucho