lunes, 14 de diciembre de 2009

Luces de colores


Será cosa mia. Será el frío y las ganas de nada. Que de repente todo se me torna distante y sus formas antes nítidas se me difuminan y aparece la sombra y el vaho oscuro. Oscuridad en cada trozo de mi recuerdo suyo.
Me estoy desesperando. Mi corazón espera que algo suceda. Yo espero con él. Me quedo sentada. Tantas cosas pienso, tantas cosas suceden….
Suceden tantas cosas, y paso tantas horas al día pensando que de un momento para otro creo estar volviéndome majara.

martes, 24 de noviembre de 2009

Casanova

Que menos que un casanova, eso era él. En todo el rato no cesó de repetirme que me veía como una hermana, que lo nuestro estaba por encima de los demás, pero no dudó en explorar mis energías. Sintió mi afecto, percibió mi caos, adivinó mucho más de lo que le pude decir. Me conmovió hasta el punto de creerme las mentiras que ya descubriré. Las películas cuando le conocí dejaron de parecerme interesantes a su lado. Llevaba en el bolsillo una porra de metal, un spray antivioladores y un aparato que soltaba descargas eléctricas de 50. 000 voltios, que se dice pronto.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Písame

Písame si quieres, yo me voy a dejar
empújame, insúltame, no me hables.
No me voy a quejar.
Va a dar igual, me lo merezco.
Quizás me merezco un castigo peor.

Nuntempe, plej bona tiel

Nun se sinjoroj, m'revenis freneza de ellaboras, freneza de debò. Dekkvar cafes ciutaga. Dudek unu grajnoj de tabako. Ne multaj pli d'mangajo. Manioj , manioj, kaj pli da putinoj manioj. Pli, pli, pli.
Finos por krevi, kiel la kristaloj de mia cambro kiun ili decidis ke jam ne donas por pli da. Trukitaj nulo telefòniques. Esti l'alia, l'alia fekajotondroj

Acceso de lucidez fulminante

Una masturbación silenciosa, plácida,
y una marabunta de dedos pies y lágrimas,
oídos sordos que inhiben mis lamentos.

Gotas de sudor adyacentes reconfortando mis entrañas.
No estas aquí, pero eso es lo de menos
aunque tantas veces me hagas falta.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Horas que no se aburren

Necesito adrenalida, si no me muero.
voy a hacer una muy gorda, tan gorda que se me escape entre los dedos.

Despues de tanto tiempo de nuevo halitos que se juntan, de nuevo encuentros al viento más salvaje, al que del tiempo hace milagros y cambia hasta las horas de los relojes si te descuidas un rato.Ufff, toda la tarde el viento hablándome, al ritmo de la gaita parda, al ritmo del son playero de tus andares de burro viejo. No sabes lo que me pierdo , no veas si el ritmo acelera y el pulso no para de estallar en mis recovecos. Vaya palabra, vaya vaya...



Ni dolor, celos ni rabia, ni siquiera esperanza, amor u odio, ni siquiera palabras de apoyo o consuelo, ni una humilde mirada, cartas escritas con letra muy mala, o tu sabor despertando mi boca en la madrugada. Me da muy igual todo, cada día mas indiferencia, todo es la misma basura de siempre. No me inmuto ni con el ruido vespertino de tus intentos de autosuficiencia.


TODO puede desaparecer y eso no afectara ni un poco a mi equilibrio desemocional, el equilibrio del que despues de mucho sentir de repente pierde toda emoción, apatía de la más brutal. La desidia de mis sueños peor soñados, la jodida abulia, llámalo como quieras....


Lo mismo me da por tirarme ahora por la ventana, quizás sea la forma más fácil de volar, ya he olvidado que antes casi que alcanzaba a ver por encima de la fachada! sabía hacerlo yo sola, sin ayuda de nadie. Quizás lo haga

Y todo se me nubla , me importa un carajo ahora que tres días más tarde , el tiempo ha perdido su sentido y yo mi orientación, creo que me voy a tirar. ¿A quien le importa? Cuatro, cinco, solo es un suicidio más.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

martes, 10 de noviembre de 2009

No soy un adulta...

.... Estoy decepcionada. Decepcionada desde que supe que para ti las vidrieras no eran una excusa para sacarme de la cama. Por el egoísmo que me trasmites,
por tus vanalidades tan extremas, y porque no me llamas.

lunes, 9 de noviembre de 2009

De lugar

Vuelvo a quedarme impactada, por esas cosas que se cuecen aquí, en el colegio de la desidia, de los esperpentos a mares y las visceras de colores a tantas. Si, señores, ahora me han castigado el alma por ser buena persona. Por juntarme con un pobre indigente de mirada lánguida y darle de comer los tristes postres de los que me "privo". Que el señor esté vosotros... ¿Qué pasa con la obra de Dios? ¿del Dios de los pobres que tanto adoran? ¿No era el cometido de nuestro señor dar de comer al hambriento y dar cobijo al pobre? bla bla bla

Y por qué me miran mal? Joder, que puto desgaste mental. ¿Qué le ven de malo a una estrecha relación de amistad entre un chico de la calle y una aspirante a novicia? Vamos hombre, que me lo digan a mi... Odio la mirada de esa chica, el brillo de maldad en sus ojos al oir salir de mi boca las palabras que tanto ha repetido desde que las escuchó.
- Pero, ¿tú hablas con él?
- Pues claro, es mi amigo y le conozco bastante bien.

Esa mirada va a hacer que tienda a aislarme de mi habitual sitio de reposo, porque no podré volver a enfrentarme a sus ojos, tan fríos, tan hundidos y llenos de mierda de la más pura. Ufff.... Señor bendito!

Putas niñatas mimadas de papá, que por no saber no saben ni a donde mirar si no tienen delante un pañuelo de cachemira. Que rabia me invade por dentro, que desdén más infernal, que hace que mis ojos parezcan temblar al ritmo del gon que hace su personalidad, egocentricas de mierda, perras del infierno, ¡coño! os odio, joder que puto desastre de lugar.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Solo antediluviano

Es curioso esto que me pasa. Siempre me he sentido un bicho raro. Recuerdo tan solo un día de mi vida en que yo me sentí normal. Pero ahora la cosa es muy diferente. Yo ya ni siquiera me siento una persona y creo que esto es grave.



No sé lo que quiero hacer con mi vida, la mayoría de las veces que me relaciono con personas es como si me obligaran a enfrentarme a leones hambrientos. Siento como si fuera imposible que alguien comprendiera mi estado anímico, mis pensamientos quedan siempre en el aire, como si nadie pudiera enlazarlos con nada, como si mis palabras estuvieran destinadas a vagar eternamente sin que nadie las responda jamás.


Mi cara, mi cara es un puto poema, un incendio, un desastre sobrenatural, todo el mundo ve unos bonitos ojos en ella que a mi se me antojan las cuencas semivacías de un decrépito funanbulista. Coño, que muerta estoy, que muerta me veo.


Empiezo a odiar de nuevo instintos básicos como el hambre y el sueño.
Me es practicamente imposible tomar decisiones, desahogarme o contar un suceso al completo. Mi cabeza me esta jugando malas pasadas, no paro de autoanalizarme, tratando de encontrar una respuesta, quizás una salida. Mi mundo interior crece exponencialmente y me absorbe y no tengo fuerzas para nada, así que me dejo arrastrar por esa vorágine que solo contribuye más y más, cada día más a mi autoaislamiento.



NO SOY UNA PERSONA. Me lo repito tanto que hasta me lo creo. ESTOY SOLA EN EL MUNDO. Ahora sé que sola no estoy, simplemente que estoy rodeada de personas y por eso me siento así.














Y yo lo que hago es que me refugio en los detalles, la cortesía y en ese tono de voz que a veces escucho

sábado, 31 de octubre de 2009

Otra paloma blanca se me escapaba

Una por otra, yo nunca fumaba en dormitorio, solo después de salir de la ducha. Y esa niña me ha llegado al corazón y solo fumo para acordarme de ella y su sabor.
En los últimos meses siempre me hago manchas con forma de corazón
Tú me vuelves chalá perdía mi amor.

lunes, 26 de octubre de 2009

Atronadora conciencia

Vaiven que inunda mis sentidos,
vaiven de estres y acelerada intrusión.

Muros, nubes, muros nubes
reinciden hoy en mi, me amoratan la cabesa
pierdo el sentido por momentos.

Escucho el eco de la sinrazón
de la triste emoción
que me consume hoy aquí.

jueves, 22 de octubre de 2009

Se fué, se marchó

Mi universo es solo un conjunto de circunstancias

Tu cara, es un poema en blanco y negro, como una carta de papel, un puzzle a medio hacer, o un barquito a la deriva, como el barco del arroz, más perdida aún que el.


Tu corazón, es como escuchar una canción a medias, siempre tengo ansias de él, siempre falta algo por saber de él.


Tus besos.... tus besos son la manada más espléndida que he contemplado jamás, mareas de carne y sorbos de piel muy caliente. Carne jugosa la de tus labios, como envolventes nubes vaporosas, que se posan y lo hacen con la suavidad de una mariposa y yo no acierto a mantener la consciencia

miércoles, 21 de octubre de 2009

Poco a poco, poco a poco a poco...

No tengo demasiado tiempo,
para decirle al mundo que le detesto,
para joder lo suficiente como para que alguien perciba
todo el odio que llevo dentro.

Asesina de sueños a bocajarro,
me considero mucho más puesta
que dos mil de esos sicarios
que dicen matar y solo te hacen daño

lunes, 28 de septiembre de 2009

Sintiéndolo sintiéndolo

Y yo que pensaba que me iba a ser más fácil encender la sonrisa por la noche.
Pues vengo de hacer el IMBÉCIL en la calle. Pero que cosa tan patética! Bastante tenía yo con ir pintada, con esas fachas y con un cartel identificativo cual ovejas pastoreadas!! No, no bastaba con ser un rebaño dócilmente conducido no... había que cantar señores, cantar y cantar a ritmo de novatada, y ducharse en mitad de la calle, y bailar, y tocar pollas y hacer movimientos sexuales, de todo un poco vamos. Me sorprendo a mi misma, yo que no tengo verguenza ninguna, que siempre hago el ridículo en público, que he salido de fiesta con orejas de elfo y vestida de hombre por amor al arte y me da vergüenza hacer estas cosas! quizás sea que la verguenza que no tolero es la verguenza ajena, porque vamos, otra cosa no he sentido yo... ¿divertido? ¡qué carajo!

Y me sigo sintiendo tan sola, tan pequeña....







PD: Estoy harta de que todo el mundo me diga: oye estuviste el sábado en el botellódromo? estuviste en la Mae? trabajas en Zara??? ¡ que pasa leche! ¿que tengo ochenta clones?

domingo, 27 de septiembre de 2009

Resistencia!!


Dicen que no hay dos sin tres, y vaya una putada, porque para ser el segundo día ya he perdido la esperanza por completo. Aquí no hay sitio para la gente alternativa. Me siento más marginada que nunca.y estoy agotada de tanto aleluya y de los gritos de gozo. Vaya coñazo de mañana.... Yo que no me había levantado a las 8 un domingo desde hace al menos 9 años y encima escuchando una ranchera a volumen de discoteca, y ¿para qué? para rezar, ensayar cánticos para la liturgia, volver a ensayar, volver a ensayar, ir a misa y esas cosas.... Sí, una cosica mu normal, pero bueno ¿qué le pasa a esta gente en la cabeza? vamos, ¡es que a mi me absorben esas ansias de dios! Al menos he pasado una tarde agradable fuera del colegio, más que agradable, sencillamente ha sido la poción mágica que necesitaba hoy. Estaba bastante triste y finalmente me desmoroné con la llamada de una ámiga. Cuando escuché por megafonía que a Natalia la llamaban por teléfono es cuando me di cuenta de que definitivamente no soy invisible, como creía ayer. Y unas vinieron tras mi descuido al dejarme ver con los ojos hinchados a "consolarme" o mejor podría decir a fumar en mi cuarto (porque en el suyo luego olía a tabaco, cosa lógica y normal desde mi perspectiva -_-) y a hablar de quien conoce a Tomi el que está saliendo con Támara y de lo supersofisticada que es la sala Príncipe.

Aún así, aunque este colegio no me quiera, aunque note miradas como cuchillos, aunque se me rompan los tímpanos y se me sature el cerebro de tanto escuchar "Hossana en el cielo" , aunque caigan cruces del cielo y la virgen me susurre todas las mañanas que no cometa actos impuros, aún así , no pienso acostarme ni una puta noche sin una sonrisa de oreja a oreja. Y que sea... Lo que Dios quiera.

sábado, 26 de septiembre de 2009

La convivencia

Y hay que ver que primer día tan malo, que yo que iba sin prejuicios me he encontrado con que aquí todo el mundo sospecha que yo fumo porros y eso a cuento de qué? Y que luego es la más pija de las pijas (de medicina que tenía que ser) la que lleva un bolsón de mariguana en el bolso, y yo ya me descoloco… Pues eso, que vaya día, pensaba que iba a ser esto algo más Light, pero nada, y no será que no estoy yo acostumbrada a las monjas que por decir la verdad digo que me tiré 13 años en un colegio de pingüinas. El caso es que aquí hay que cantar como el que más y de mi boca no ha salido ni un Fa menor. ¿Y qué es eso de levantarse mañana a las 8 para rezar y preparar una eucaristía??
Pero lo más importante de todo, ¿cuánto tiempo me queda antes de comenzar a ser Sor Natalia?
Lo cierto es que me siento muy mal aquí en lo poco que llevo. Ya llegue mal pero esto me ha puesto por debajo de cero. Hemos hecho una gincana, bastante infantiloide por no decir cutre a rabiar. En esta gincana estábamos separados por grupos, yo era una fresita más. Una de las pruebas era dibujar al grupo. Cuando yo he visto la cartulina y me he percatado de que a mi no me habían dibujado me ha sentado fatal, la monja allí viendo el dibujo tampoco parecía darse cuenta de que allí faltaba alguien, no sé quizás haya algo que me haga invisible a sus ojos o directamente les importa un carajo. Eso si, putas fresitas que solo se han percatado de mi existencia a la hora de requerir unos cordones, ya que ellas al parecer no deben usar zapatillas, será que sus pies se acostumbraron hace tiempo a volar por encima del suelo sobre esos tacones que no sé con que cara mirar.
Y ahora estoy en mi cuarto, desolada, con las rodillas hechas añicos y el corazón embebido, pensando, añorando, recordando….. Quizás llorando

La convivencia

Y hay que ver que primer día tan malo, que yo que iba sin prejuicios me he encontrado con que aquí todo el mundo sospecha que yo fumo porros y eso a cuento de qué? Y que luego es la más pija de las pijas (de medicina que tenía que ser) la que lleva un bolsón de mariguana en el bolso, y yo ya me descoloco… Pues eso, que vaya día, pensaba que iba a ser esto algo más Light, pero nada, y no será que no estoy yo acostumbrada a las monjas que por decir la verdad digo que me tiré 13 años en un colegio de pingüinas. El caso es que aquí hay que cantar como el que más y de mi boca no ha salido ni un Fa menor. ¿Y qué es eso de levantarse mañana a las 8 para rezar y preparar una eucaristía??
Pero lo más importante de todo, ¿cuánto tiempo me queda antes de comenzar a ser Sor Natalia?
Lo cierto es que me siento muy mal aquí en lo poco que llevo. Ya llegue mal pero esto me ha puesto por debajo de cero. Hemos hecho una gincana, bastante infantiloide por no decir cutre a rabiar. En esta gincana estábamos separados por grupos, yo era una fresita más. Una de las pruebas era dibujar al grupo. Cuando yo he visto la cartulina y me he percatado de que a mi no me habían dibujado me ha sentado fatal, la monja allí viendo el dibujo tampoco parecía darse cuenta de que allí faltaba alguien, no sé quizás haya algo que me haga invisible a sus ojos o directamente les importa un carajo. Eso si, putas fresitas que solo se han percatado de mi existencia a la hora de requerir unos cordones, ya que ellas al parecer no deben usar zapatillas, será que sus pies se acostumbraron hace tiempo a volar por encima del suelo sobre esos tacones que no sé con que cara mirar.
Y ahora estoy en mi cuarto, desolada, con las rodillas hechas añicos y el corazón embebido, pensando, añorando, recordando….. Quizás llorando

viernes, 25 de septiembre de 2009

Allá voy Mediterraneo


Mañana comienza... una etapa nueva de mi vida, una etapa que me desvelará lo mucho que detesto la palabra eclesiático, lo mucho que me falta para tolerar un Ave María, lo mucho que me puedo comer las uñas con ansia de la más pura. Empiezo sencilla, llana y desgraciadamente en un colegio que no me hace ninguna gracia y que de seguro me va a atrincherar las ganas de tirar para adelante. Voy echar de menos tantas cosas, ¡tengo tanto miedo de verme allí por esas paredes recluida! que yo sé muy bien que soy como los gitanos y que los muros de piedra me hieren de muerte. Puede que cambie mi carácter, puede que me vuelva una niñata, puede que de repente la dulzura aparezca en mi rostro o que se me vea frecuentando iglesias con cara de Santa Clotilde, puede incluso que me cambie el pelo, que me haga la manicura (de la francesa que conste en acta), y que me de un mono terrible de Zara.... Puede que suceda cualquiera cosa que se pueda preveer, o incluso que no. Lo peor de todo es que tengo el convencimiento de que mi personalidad se desvanecerá poco a poco y que eso me hará sucumbir a los encantos de unas que ni un cacahuete por cerebro me atrevo a ponerles...

miércoles, 16 de septiembre de 2009

O algo así...

Que menos que un Dios, eso era él para mi. Podía morirme pensando en él, yo tenía la vida revuelta y las cosas tan claras... Horas, horas y horas muertas tumbada imaginando su silueta. No fueron suficientemente incandescentes sus aullidos como para borrar su huella. Aparece de nuevo como movido por la penumbra, resurgido de las sombras más ocultas... Sin pudor, sin satisfacción por renacer. Y someterme quisiera ese portento que yo no sé como mirar, me desconcierta en extremo.

domingo, 30 de agosto de 2009

Solo intento desahogarme


Esto me ha venio grande. Tan grande que ni siquiera quiero pensar en su magnitud. Hacía meses, quizás años que no me sentía tan sola. Sola por dentro sola por fuera. Consternada sin saber como reaccionar ante tanto malestar. Arrepentida, de tanto como he podido herir sin yo ni siquiera percibirlo. Ahogada de tanta mala hierba en el jardín que nunca regué. Me aterra la idea que la mente me ronda, pero sobretodo me atormenta que en dos días me hayan echado de dos casas, que no encuentre ni hogar físico ni calor humano simulando una guarida. Tengo miedo, de todo y de nada, de la tarde y su resplandor, de la noche y mis pesadillas, y los sudores ahogados en llantos del alba y de su rocío y de la mañana y la terca alborada...

A veces me satura ver que me rodea la multitud, que los "amigos" me llaman, atienden mi llanto, profanan mis palabras si es necesario y aún así en vez de agobio siento más soledad y el frio peso de la nostalgia por una infancia interrumpida de manera brusca

martes, 25 de agosto de 2009

Me puedes

Me vicias, me empapas, me tocas, me arañas....
me encantas, me puedes, ¡me cuelgo y aláaa!
Tú me entretienes, me lames, ¡me amarras!
Me puedes, si me tocas me matas,
¡me corro con tu voz que las entrañas me atrapa!
y con tus tripas me hago daño
si por asomo una vez la boca te toco
¡ME PUEDES!
con tus instintos hago prosa,
con tu desaliño me coronas
con tu hombría me demuestras
que no hay cosa que no se pueda

martes, 28 de julio de 2009

PERO NO LO ES!


¡De porcelana, coño! ¿No viste como salía del espejo mi reflejo en porcelana endulzao? ¿No has visto tú aún como desprendo atolladeros por allá donde me muevo y se le bajan las lágrimas al santo si por parecer pareciera un escándalo esto que vivimos frente al país de los engaños?¡ De verdad coño! Era porcelana lo que a mi rostro envolvía aquella mañana y tendederos lo que hicimos con las rajas de tu piel a tiras arrancada.¿¡Como!? Que donde quiera que haya salido el sol esta mañana y este preparado para aguantar un gran salto sin parpadeo final.¡ Donde y como alguien dijo! en la casa más oscura de un barrio adinerado, con las madres en la puerta llamando al que por parentesco se comerá el tomate aliñado con las manos sucias. Es simplemente la decadencia que tanto me atrae ahora y siempre…..y siempre me quejo pero es que reviento por dentro.

jueves, 16 de julio de 2009

Y dulce y dulce y dulce, como la cosa que más te empalague


20 son los segundos que tardaría en planear un asalto a tu castillo, la mitad de esos segundos me valdrían para darte infinitos abrazos y estrujarte sin tregua,. Solo son 7 las veces que no me dormiría contigo y no mas que dos las palabras que hoy te repetiría.. Te aseguro que te pienso agarrar fuerte siempre que te me aparezcas en sueños, para asirme que mínimo que a la realidad paralela en la que en mis sueños me sacas de un río con las pupilas de cerrojo y la boca asimétricamente distribuida. De verdad que te sueño, y te ensueño y te pienso y te anhelo. No sé que pasa que te imagino y me da que hoy no me acuesto. Que sustituyes como no, a la desesperada intrusa que quiso colarse en mis maduras entrañas. Fluye por favor y déjame junto a ti fluir y resbalar con mi tesón por tu nuez y pasión… de caballos marchitos y susurradores al sol, de estanterías vacías y del libro de Flor… No me prometas por favor pedir abanicos en el último banco a estribor, que el paseo por tus mares al sol nubla de un borrón. Ya ves tú que hoy veo que echar de menos puede matar.

lunes, 13 de julio de 2009

A ignomiedades.... oidos sordos, ceguera fortuíta y ronquera profunda


Dios, juraría que algo me destroza por dentro. Hasta la felicidad ajena es capaz de herirme y la anhedonía alcanza límites insospechables hasta el momento. Me derrito entera, por dentro ya no me queda nada, ¡que quereis que os diga joder! ¿¡qué quereis que os diga si me da asco el tiempo en que me tocó vivir!? ¡Oh dios! , es que no puedo con tanta mierda a mi alrededor, devastador tendría que ser el incendio que asolara todo esto que me rodea como una bruma pestilente. Me consumo, me consumo y lo peor esta por llegar...

A los creídos un soplo de inferioridad por favor y a los cursis una putada en la cara y patada en el ano...







sábado, 11 de julio de 2009

ostracismo




Ella, que tenía las uñas como pelo de gato y el cogote le olía a pan recién tostao
Ella, que se reía de mi constantemente, me pegaba, empujaba e insultaba sin ton ni son;
que me soltaba en las orejas los insultos como mariposas que se podían tirar una tarde entera revoloteando en mis orejas y finalmente se posaban en mis mejillas como una bofetada feliz.


Ella, que me daba miedo de noche y de día, que me comía el cuello sin pudor ni rencor.


Ella, que se sabía dueña de muchos y muchas.


Ella y el maldito pucherito en el labio inferior que puede con mi vida entera y obliga a mis manos a recoger como en un cuenco su mandíbula y comérmela.

lunes, 15 de junio de 2009

Arrendando

Austero, como el velo transparente que sazona mis 12 sentidos,
Como la cala de Cádiz donde las 12 tonalidades de mi cuello comienzan a asemejarse
Como la terrible verdad de que las margaritas se diseñaron para la intermitente tarea que hoy ejercen







Y la suerte, como no, de poder elegir hoy mejor que nunca el color de mi sueños

viernes, 5 de junio de 2009

YO

Cada mañana dejo constancia de lo que parar quisiera en un segundo
y hacerlo eterno al instante.
Yo, que cada noche regreso del más allá quizás asustada
con una burbuja de hielo donde el ánimo escondo en estado latente
y en constante aplomo juntando las fuerzas otra tarde asomo,
sacándolas del lodo que engulle, que tragar quisiera tanto como hoy añoro.
YO, que señalo su tumba y un abrazo me corroe por dentro el ego
que estallo en pedacitos grises y hoy no me recompongo
que hace mella el estruendo en mis oídos y el llanto aflige como nunca
cada segmento que recorre mi cara.

viernes, 29 de mayo de 2009

AUSENTE

un poco vacías tus cuencas que mirando desde aquí tu cadáver no me parece mucho mas bonico que el de mi madre que se estrelló de cara desde un octavo piso…

domingo, 24 de mayo de 2009

Inocencia e indecencia


Que si menguar quieres ver al desacato

vértelas tendrás en la buhardilla de los sueños

Que la cultura que a un taxista no le encartes

vayas y al papa se la presentes

para acatar si quieres por grima interna

a los paliformicos beatos con sus reseñas.

De porte sinforma y formar un lago del lodo

y acabar por desempeño con la crisis eclesiástica.

Que matar puedes la fe desde dentro
si en sueños varios muestras empeño.

sábado, 23 de mayo de 2009

Inconstrucción irreparable inacabada


Calla, que la información revelada por mi oblícuo tórax no es tan rara.

Calla que por salvar salvarías hasta a la luz de las tormentas

Calla, que tu criterio se esconde bajo un plástico negro, que ha fallecido.
Calla, que eres tú quien me pesa en los párpados y los lacrimales me revienta.

Calla si no me pretendes curar

Calla si me herirás más



miércoles, 20 de mayo de 2009

De parar no veo el momentooo


Recuérdame que tengo que asistir a clases de pareja,
para empesar a comprender porque no me dejas.
Si no lo hago bien soy Julio Alberto cuando estoy de juerga.
Si puedo hacer que tú me odies y al rato me quieras
y puedo asegurarte que yo a ti también te quiero
y que voy a darte todo lo que soy si llego entero
si juego mal mis cartas puedo perderte y no quiero
voy a hacer trampa para dejarte ganar un juego.
Lo que pasa que me lio cuando salgo cuando empiesso
que todo me sabe a poco que siempre voy por delante
y de parar no veo el momento más suave piano que va barriendo
lo que pasa es que me cueeeeeelgoo... que las horas son minutos
que las noches son tan cortas que siempre me falta el tiempo
pero es llegar a casa y verte en la cama que mal me siento.

Tú eres la balsa y yo la riada que desborda el río...

Decían...


Más que palabras intento expresar

a más de uno quisiera llegar

conmover, asustar o animar.

En un sentimiento transmitir

en eso se me va el vivir...

Por las calles pidiendo gallofa

en las noches que el frío acongoja

quisiera poder perpetuar

y en tu recuerdo reguardar

el resplandor de una ilusión.

Ilusión anegada, oxidada

por el paso de los años acartonada

por el largo vivir y el corto morir

ese morir que no veo llegar

que en cada esquina me aguarda pasar

sin susurrar ni aletear mas.

¡ No escupas a los sueños

del día que no amaneció!

Sueños eran siendo día

estando el alba aún tardía.

No encontré en su algarabía

más que preludios de amor

porque el desengaño más que vano

me hizo caer en la razón.

martes, 19 de mayo de 2009

Eran....


No fue un beso sexual, ni siquiera una caricia bucal, más bien fue una forma de comunicación que los dos manajeban a la perfección. Y la verdad es que bastante bien que se comunicaron....

jueves, 14 de mayo de 2009

se escabullía, se escabullía y nada poder hacía


A cada segundo que pasaba su sinceridad podría haberme matado pero había serenatas por la mañana y tango para dormir; El whisky me arropaba y el café caliente quemaba mis entrañas a cada bostezo matutino. El estado era similar al que tenía cuando las termas se sumergían en chupitos de color rosa. Los segundos que nos envolvían se prolongaban hasta el infinito haciéndonos sentir inmortales pero medio muertos o a medio nacer... o quizás no porque él si que había tenido la oportunidad de vivir en primera persona. Mientras contaba sus historias de cuando trabajó de actor allá en su tierra sus amigos parafraseaban sus andanzas cambiando la carpeta por la bolsa de droga. Lo veían como a un yonki de la vida con quien podían pasar las horas inapetentes. El mejicano solía decirle en tono de broma " ¿la gripe porcina también es vuestra no sudaca?" y había risas y esas cosas. Éra una de esas personas maltratadas por la vida y me agradaba su cuidado dental en contraste con el desaliño que mostraban sus rizos despeinados de tanta almohada chupóptera. El chico de los tatuajes le podrían haber llamado porque te descuidabas y aparecías inmerso en una conversación sobre alguna de esas cosas que había decidido tatuarse años atrás, como a su exnovia la vampira o el bambi más satánico de la historia, nueve hacían el total de los dibujos que decoraban su cuerpo. Cada uno de los habitantes de su piso era más sorprendente que el anterior, sin ir más lejos estudiaban las más inquietantes carreras que uno podía imaginar. En un banco a la puerta del garito donde bailábamos y él se recreaba en sus raíces, me vi de repente metida en una ambigua conversación en la que se divagaba sobre las pizzas que Maradona pedía traer en avión desde Argentina cuando se hospedaba en la Italia que más familiar le resultaba. El viaje a Barcelona era inminente y yo veía su mirada pérdida de tantos preparativos como albergaban en su desquiciada cabeza. Él no sabía lo que era estudiar pero aprendía como nadie y enseñaba como pocos. A ratos parecía tener algo en contra mía, criticaba mis exquisitos modales, imitaba mis gestos y retorcía mis miradas con la insensatez del que no conoce la educación, pero me daba igual, tan dispares y tan juntos se nos veía, con la grieta de la paradoja separando nuestros mundos aparte. TODO me sorprendía de él, de su vida, de sus conocidos... como aquella chica que siempre llegaba tarde con su pequeño perro, los italianos con los que pasé la noche más paranoica de mi vida, la estudiante que tenía un precioso bebe... Conocía hasta los barrenderos de su zona y los saludaba por su nombre, y ellos le sonreían con un gesto cortés de esos que tratan de evitar las distancias incómodas. Pero él iba a dejar esa vida, dejaría la ciudad y hasta me dejaría a mi colgadísima de un parapente de emociones nuevas.

miércoles, 13 de mayo de 2009

A don Agustín le han escoñetado la bisagra y le han descuajeringado el gozne, y va a salir de la Casa de la Villa sin haberse comido un madroño


Esta es una historia de calle, que tiene principio nudo y desenlace, cierto pero nada normal, se trata de la aventura de la paranoide asintomática en do mayor. Habían quedado después de un fugaz encuentro de bocas fervientes de deseo externo. Habían coincidido por las cosas de la vida en un lugar que ella no frecuentaba pero del que después de aquello se haría devota y asidua en la vida. Ella esperaba fuera a 5 minutos pasados de la hora y él no aparecía a pesar de ser del mismo vecindario donde habían quedado. A ella se solapó un marroquí que la invitó a chocolate derretido y conversación rota sin esquinas. Y esperó y por mucho que esperaba no aparecía su aturullado teniente Peter (a partir de ahora P). Más de media hora esperó con el corazón en un puño estratégicamente formado, pero nada... P no se veía por ningún lado y el chocolatero la acompañó hasta cerca de su casa insistiendo de manera tenaz en que quería saber de ella, en un número, una salida, una quedada... Estaba decepcionada y se lo contó a chocolate´s man, el cual sirvió gracilmente a sus deseos de desahogo. Llegó a casa y se cagó en Dios, la virgen y todos los santos primero para sí y luego públicamente. Cogió la dirección y con toda la ira que tenía acumulada y mientras expulsaba lo más feo de si lió como buenamente pudo una historia verde y la guardo en su descuajeringada chaqueta. Fue hacia donde la dirección le señalaba y por el camino tuvo tiempo de narrar su propia historia en futuro. Fue una de esas premoniciones que ella tenía a diario y que la hacían sentir dueña de su universo paralelo, que le daban la seguridad que le faltaba a una persona con tan mutilada autoestima. Tocaría al portero y algún compañero se pondría, ella diría: "¿está P?", a lo que una voz le interrogaria predestinadamente "de parte de...?". "De parte del que le va a cortar la polla a cachos" y bueno... tenía que haber sonado más masculina pero no le salió y se tuvo que aguantar. Ella subió y mostró su cortesía a los habitantes de ese piso tan raro. Alguien que trabajaba con células madre la llevó hasta la habitación de P que había decidido acostarse tras mostrar su decepción al grupo. Ella lo saludó de buenas maneras y se mostró vergonzosa porque la situación lo requería. En la cocina se asentaron, lejos del gentío y crearon el ambiente más cálido que se puede crear en una de esas cocinas en las que cada hueco está responsablemente utilizado: la tenue luz de la campana a modo de resplandor emulador de velas, los taburetes altos y el whisky con hielo. Es entonces que aparece la historia verde para sacar de sus casillas a aquellos dos desconocidos. Fumaron y al terminar ella le dijo a P: "¿Estaba bueno?", "Sí, claro" dijo él con entusiasmo, a lo que ella refutó "me lo he hecho mientras cagaba y pensaba fuertemente en que te quedaras calvo, esteril y te petara un negro bravucón", vaya una cara por respuesta recibió a modo de bofetada. Resultaba que P la había estado esperando en el interior del antro por antonomasia como más de una hora, y por eso no se habían visto y él se fue a su casa desembutido de su habitual esplendor vital. Cuando los demás marcharon a la calle para tomar algo se mudaron al sofá, hablaron y ella vió personalmente al filósofo que habitaba en la cabeza de P, se sorprendió gratamente, no imaginaba que la vida le hubiera puesto delante a aquel personajazo de ojos cálidos y voz latina agüicheada por el charco que había tenido que cruzar. Fueron a dormir juntos, P quería respetarla pero no sabía que se podría quedar mudo si eso sucedía.. Y en la cama una vez hablado todo y arreglado algo, P le preguntó que si quería saber como besaba y ella le otorgó la respuesta a modo de un plástico silencio que se consumió poco después cuando el la besó como nunca antes nadie la había besado. Con la ternura de el que está lleno de amor por dar y no recibe sino palos o escobazos como recompensa a sus dóciles caricias. Como dos ansiosos amantes se comieron,sus cuerpos parecían asistir a una aleación de metales nobles, la lengua de P parecía estar entrenada para domar a la de ella y cada lamentoncito suyo la hacía retorcerse de gusto. Se apretaron mutuamente, compartieron mucho de aliento ,pocas palabras (solo las justas y necesarias) y mimos suficientes para calmar a una tribu entera de desapetentes sexuales.. Se hicieron todo lo que se les ocurrió o quizás no, pero no se acordaron después de todo dado el estado de excitación y deseo adulterado con la peste del whisky con el que se habían atiborrado. Hicieron tantas dulzuras que olía a magdalenas recien hechas por la mañana y hasta la luz del alba les hizo sonreir. Cualquier gesto les hacía restregarse las caras y agarrarse con ímpetu sobrecogedor. Ya de día, fueron a desayunar a un bar, P dijo cosas que le molestaron pero ella se hizo un poco la sorda porque sabía que era su naturaleza sincera lo que le empujaba a hablar de esa forma. Marcharon cada uno por su lado. De vuelta a "casa" vió un hombre echándole dinero a la máquina de los tickets de aparcar, iba todo bien trajeado y se le cayeron dos céntimos de euro. Ella se percató de que los había visto y también de que aquel tiburón no tenía la menor intención de agarrar sus dos míseros céntimos. Se paró a su lado y le dijo "perdona, se te han caído esos dos céntimos". Él respondió con un "Bah" y un gesto de descortés despreocupación hacía aquel ínfimo e irrisorio pedazo de metal. Ella cogió los dos céntimos y dijo: "¡Vaya, que suerte he tenido encontrándome en mitad de la calle dos céntimos!, los pondré a buen recaudo" y dicho esto los guardó en su sostén. Por el camino siguió pensando y ya se imaginó a la madre Consuelo en la puerta esperándola para aleccionarla con la retahíla de frases cortas irracionalmente premeditadas con las que solía amilanarla cada vez que llegaba de mañana, toda despeinada y con la cara hecha un cromo, porque la verdad es que su cara era la viva estampa que lleva la fórmula de la felicidad escrita en lengua indescifrable.







Para P... por robar almas

martes, 12 de mayo de 2009

Ni hace tanto calor ni las nubes son verdes

Y así que me paso las mañanas entre test de inteligencia, conversaciones sobre estandarteres de colores y café en vena.. A ratos que digo de hacer esta baratija postmoderna apelada por muchos literatura de calle. Esta mañana en el trayecto hacia el país de los cuerdos que clasifican a los locos vi un ciego al que le clareaban algo más que las entradas y no fue casualidad, la verdad es que yo ni sé como pude verle, porque mientras ella me esperaba en su consulta toda "gafeada" y entre ruidos de taladros yo daba tumbos y mecía sinuosamente mi silueta al vaivén de mis caderas con la ceguera del que no quiere ver lo que le rodea. Los ojos no muy cerrados, pero el corazón amurallado para protegerlo de posibles invasiones. Él me dijo que no temiera, ella que estaba loca, pero porque me desbordaba mi imaginación, no imagino ni elucubro, solo pienso y todo en mi cabeza se adorna a modo de navidad escueta.
Y si... claro que susanita tenía un ratón pero este no comía chocolate, SE LO FUMABA. ¿Y para que meter el precioso eufemismo de que comía bolitas de anís si lo que hacía era meterse lingotazos de ánís del mono??




Y ahora que el edredón me está comiendo la espalda y la almohada me cosquillea el cuello ha llegado la hora de las nueces que no hacen ruido.

domingo, 10 de mayo de 2009

Y la vida se me volvió del revés

A veces quisiera no tener que creerme las cosas que me pasan. PERO PASAN POR ALGO... Las señales no paran de describir órbitas concéntricas en torno a mi cabeza. La alhambra parece alejarse cada vez que voy a visitarla y yo sigo sin encontrar los tornillos que me faltan entre este mar de whiskie barato... Todo lo que me eclipsa acaba esfumándose sin dejar rastro. El listón nunca hace de barrera pero si impide el paso de manera intermitente para frenar la estampida. Salir de una para meterte en otra aún más gorda, la veo venir. LO PEOR: está cerca y la inercia la empuja hasta más alla del infinito.

sábado, 9 de mayo de 2009

Aremis 100mg


Encuentras entonces un viejo juguete, al que hacia tiempo al que no le tentabas las cosquillas, y te da por explorar lo antiguo… le pones a tu juguete seudonuevo unas pilas viejas, las del mando de la televisión por ejemplo y ves que funciona tu juguete pero con baja intensidad porque las pilas están ya muy quemadas. Realmente lo que tu quieres es volver a encapricharte de ese viejo juguete olvidado, como si quisieras volver a darle cuerda para rememorar en replas la vida que compartíais juntos… compras pilas dos semanas después tratando de escurrir al máximo el tiempo, tratando de disuadir la tentativa, pero es imposible y vas a la tienda donde comprabas pilas antiguamente… la cuestecilla ya no parece costar tanto y me río solo de imaginar mi cacharrito funcionando de nuevo a ritmo de frenesí sexual… compro tres paquetes de pilas por lo menos, la dependienta comenta que su hija ya llegó de la Francia antigua. Con la ilusión más hinchada que nunca… llegas a casa y por el camino ya has abierto las pilas, las tienes preparadas, se las metes a tu ponyito y le cierra la tapa, le das a onn y esperas, deseando ver aquello que te animaba las tardes con tan solo un apretón en el botoncín de la espalda… pero nada, resulta que este juguete ya no funcionará. QUE NO NECESITABA PILAS NUEVAS, solo agonizaba con las del televisor… y NO resucitará.

viernes, 8 de mayo de 2009

Solo son antojos

Es tu silueta la que tan pronto me quita el sueño como me hace brincar si la veo. Es tu concepto el que da vueltas en mi cabeza y si te veo acierto a encajar. Eres tú quien unifica silueta y concepto. Eres tú quien prueba mis mejor cocinados besos y yo la que recibe tanta dulzura como contienen mis vespertinos bizcochos.
Es el café el que me duvuelve a tu mundo y también la almohada, y un bolígrafo y papel y nunca lo sería la tele pero si la radio.
Es tu cara lo que yo siempre quisiera ver antes que todo. Es tu boquita lo que siempre me apetece desayunar, almorzar, cenar y picar entre horas... Es tu ombligo lo que siempre quisiera palpar, tu pelo lo único que deseo oler y tu nariz para morder. ¡¡¡¡VIVA EL CAPRICHO Y LOS CAPRICHOSOS!!!

sábado, 2 de mayo de 2009

como si fuera cosa de que me entristece solo la tauromaquia

Esta semana compartí algo de fuego con un militar asilvestrao, y maté mosquitos de esos que entorpecen la conversación... Los "muchachada" me hicieron reir como la tonta que en verdad soy y se me dobló la perspectiva al comprobar que sus observaciones iban más allá de la apariencia y no tenían huecos resaltantes.. Los sordomudos se indicaron tal y cual calle con su peculiar lenguaje de signos y yo casi me estampo contra la farola por poder ver hasta el último detalle de su incomprensible conversación. Alguien en una de esas cafeterías que no frecuento me cambió su poema por un peculiar café adobado con mi paranoica intervención que no era sino suplicada por aquel poeta de frases cortas y de procedencia chilena. Y anoche me sorprendió un ramo de capullos de rosa, y no lloré de "puro milagro" como habría dicho probablemente mi abuela, ahora él descansa en el sofá , ve los dibujos animados y mientras hago la maleta se me deshace el alma como a mendrugos de pan. Y las horas de sueño peor repartidas que en toda mi vida

jueves, 30 de abril de 2009

tímidas aventuras turísticas (Cupcake Island)

Un momento, dos, tres, o quizás catorce de ellos fueron sucifientes para darme cuenta de que en Dulcilandia los superheroes ya no caminaban entre los transeuntes con una capa en la que se proyectada la silueta de una magdaleta o tal vez del de un bizcochito de frutas. Dulcilandia perdía encanto y sensación por días, pero eso si ,a cambio se ganaba a bastantes curiosos al año, de esos que en vez de veranear en Benidorm o soportar a las medusas de tres plantas del Mar Menor prefieren atiborrarse con las más dulces y exquisitas habitantes del curioso lugar.
En Dulcilandia los años hacían estragos por eso de que la gente comía más de lo que podía por no conocer los límites de una diabetes insípida.... que hay que tener buen ojo, que no todos los dulces son tan ricos al paladar ni tan exquisitos al tacto, que si alguien comete un error comiéndose un pastel, eso es tiempo perdío y experiencia ganada. Para Yeison aquel café con azucarillos caseros significo un alivio inmediato, pues le aligero de forma brusca el peso de su memoria, ya solo le faltaba volver a caer en la tentación de su postre preferido, qué rico estaba aquel chapapote.

martes, 28 de abril de 2009

de perros, perras y mediogalgos va la cosa...

Pepe Suárez era uno de esos hombres que van a los partidos importantes fingiendo ser aficionados de uno de los equipos simplemente por poder pasar una lúcida tarde de domingo dejándose contagiar de la gran paradoja que allí convivía: rivalidad y fraternidad, como bien pasaba en la guerra cuando el rojo estaba en el granero del facha esperando a que el panadero que también era facha pasara una vez al mes por el pueblo donde el alcalde es de derechas…

lunes, 27 de abril de 2009

El asiatico orientado (que no oriental) que se enganchó al pan de calatrava y bailaba la jota en andaluz mu cerrao

Y es entonces, en esta oleada de gripe porcina que aparecen los típicos mequetrefes panolis que acojonan a escala irreversible con sus sombreretes a lo sombrillero mejicano y las maletas casi al vacío envueltas con los nombres regrabados y dicen " estamos infectados", la gente mu callada… y yo casi que me veía en cuarentena a nivel estatal mientras los naranjos de descomponían a pedacillos de alergia contemporánea por los aires que surcan.
De esos días raros en los que las cosas no paran de hacer piruetas y se retuercen por el sofá con cara de escaparate rojo o de mercedes de plástico, tú me entiendes. Que si los carrillos hinchados por querer reír debido a las voces inapropiadas y en un segundo pis pas ¡ ANA CRESPO! más y más risas y más sollozos y quizás una camisa de cuadros, un mp4 debajo del mostrador en el ciber de la desolación con las consecuentes risas, la cara de esfuerzo del dependiente al graparnos nuestro particular glande y los cuatro apellidos que se me escapaban. En la fotocopiadora: el chico guapo guapísimo de las rastas idénticas a las mías mirándome tras mi indecente comentario valorando su tremennndoooo aspecto casi que se reía con la mirada al entender el chiste del tercer pezón electroestático. Y Yoli en la escalera y la gorda bella con el taco de folios que no pudo finalmente reciclar...Había reciprocidad en cada hueco que deje en la fila donde me siento, la pizarra que se borra sola a ratos se incrementa por lapsos de tiempo, estereotipos prototipotizados arrancan chatarra y la convierten en lazos,un lugar donde poner el móvil que jamás utilicé y a estas alturas esta más cercano de la basura que de la estantería, y más y más cosas cada segundo que pasa. De vuelta a la ciudad sin nombre la UVI móvil que me desubica el corazón en medio latido profundo y me deja la cara más boba de lo habitual, pobre señora y media!!
Por otra parte el bar rosa donde tome el mejor café de mi vida no resultó ser un lugar de ambiente y me impactó mi instantánea manera de rejuvenecer la edad media de aquel antro que mas bien parecía un sistema quasinatural.. Tardé casi cinco minutos en deshacer el terrón de azúcar mareao y por poco si me ahogo en la taza de tanto mirarla.
Y yo que cada día me sorprendo más…. Llegas tarde, los apellidos no los veo... y ENCIMA fumas? No pasa nada, tranquilícese señora ( o más bien vieja pelleja), que a usted también la vi yo fumar.
Pues muy bien no soy la única, pero siempre quedo de todos como la más acostumbrada al parking no gratuito y gano sin esfuerzo en el ranquing de obsesos de la fusiforme diarrea mental que me rodea. Cosas de la equidad no son que te elijan a ti sin previo aviso, que te idolatren por mero capricho de posesión. Agotaíca perdía que ando… ¿candelabro yo? No gracias, me sobran fregonas hoy para limpiar…

Algo más que pavo llevaba yo hoy en el moño escondío.




En fin, que ya no sé si rio por no llorar o lloro por reir cuando debería llorar.

sábado, 25 de abril de 2009

Mira hijo, que pa ser chulo en esta vida hay que tene cojones y DINERO!

Al pasar por su laico ella levantó la carilla de gata mimosina sin animo de lucro, él casi la acarició con la mirada por no ser capaz de utilizar las palma de la mano para saciar su sed de tacto . Era una situación tierna a la par que bienintencionada y con puntos de interes muy comunes. En realidad, ella nunca dejó de ser una minina, era de las que ronroneaban hasta con un murmullo suave en la oreja y se lamían al son del jazz dulce acompañado del tambien dulzón olor del algodón de azúcar que alguien hizo aparecer como por arte de magia. Acostumbraba a llevar puesto el cascabel por si alguna vez decía de perderse o alguien la apartaba de su casa sin fe de malobrar.Su invitación a la privacidad apagó su sexto sentido como si se tratara de una alarma generadora de trozos de sueños rotos y magulladísimos. Le encantaba esa humedad y la que le esperaba tras sus manitas de trapo suave agradable hasta los extremos...

está claro...

Y la verdad es que me faltaba comprarme una vaporeta y enchufármela en la espalda para ganar resistencia y poder de perversión a modo de ruido. Qué estúpido era eso de desatascar los conductos auditivos a base de melodrama contemporáneo y arpones insonorizados con autoestima húmeda… y que cansado pedirle al toallero que me sostuviera el ánimo mientras yo me duchaba para así no tener que estrellarme contra las burbujas que tapizaban el mar de espuma .

Resistencia


Primero fueron las migas con chocolate, el melón con jamón y las uvas con queso... ahora aparece la naranja con azúcar y me desestabiliza.

Sigo incrédula del todo, y es que la norma lo dicta así. Que de ser normales, las cosas acabarían encajándose en su cauce, pero no lo hacen. Que si yo y la demencia senil, o el gran espacio entre mi coronilla y mi flequillo ahora que el pelo falta más que cualquier otra cosa... y me pongo a escarvar en los pedacitos oscuros que me llevan a su lado y solo siento temor, temor por perder el norte, temor por no saber ni ubicar mi bandera a buen resguardo, temor de ese que es avalancha de seropositivos desquiciados. Sus falsas palabras me atropellan y retuercen mi consciencia con dolorosa mezquindad. Ya sé, que la cobardía es bien despreciado por muchos y apolillado por pocos... ¿pero por qué me tengo que achicharrar para darme cuenta de ello? ¿por qué nadie intenta ayudarme? y me parece que me disuelvo en estandárteres de colores atisbando una salida y se me derrite la esperanza amontonándose a mis pies con las mejillas más tostadas que quemadas y la desesperación del que YA desespera por aniquilación transitiva.


Y al gritar sólo ví que os alejabais cada vez más de mi y eso me produjo pavor

martes, 21 de abril de 2009

No era capaz de tender la ropa por miedo a verla precipitándose en el vacío...


Y empezaba él a hablar, con su ritmo frenético y la trompeta sonando entre sus cuerdas vocales, era curioso ver el efecto que producía entre los alumnos el cambio de un francés por una serpiente que por la clase iba arrastrándose buscando el manjar que pretendía llevarse a la boca, a mi me daba hasta miedo oirle hablar en parsel con su lengua bipedina remarcando el final de cada frase con un sinuoso sílbido. En clase alguien dijo que este año el entretiempo había pasado de refilón sin apenas causar estragos hormonales de índole curiosa. Todo acabó de manera caótica cuando decidí que ya había aguantado suficientes memeces por unidad de tiempo y me dispuse a seguir trazando mi órbita diaria de vuelta a casa.
El muy perro estaba asomado a la ventana esperando a que pasara y por poco si me ladra y babea por no renunciar a su condición quasianimal; cuando llegue hasta él me abrió la puerta con rapidez pasmosa y me sentó en el sillón mientras accedía a mis caprichosas peticiones; había como no en su entrepierna vainilla de esa que es suave al tacto y luego la hueles y que mínimo que un placer si la pruebas...yo aquella tarde planté un árbol con la intención de malherir la tierra que no siembra con brotes verdes y latigazos cálidos; jugaba a ratos al amor cansado en fuentes varias, vaciaba zapatos con requesón por relleno si por años una fortuna amasara; libre, que no esclava de la libertad, recibida en donde se me antojara y con don de estrechar vínculos inexistentes... pero todo era irreal, resultado del cociente entre ceros a la izquierda o quizás aún más irrisorio. Mis margaritas en sequía temporal, el corazón demasiado ocupado para atender a los ventrículos y a las aurículas, la oclumancia podría haber revelado algo más que inhumanidad en mis pensamientos.

lunes, 20 de abril de 2009

candidiasis

Pasan cosas, y yo no sé si sorprenderme o ahogarme de espanto. La puerta de un antro bastante concurrido acaba de cerrar sus puertas aunque aún me llega algún acorde bastante peculiar como por ciencia infusa, la gente se apelotona a la salida bajo el pequeño techo que resguarda la entrada porque llueve, yo me situo lejos de la multitud a distancia suficiente como para que se me divise, con mi paraguas que me abriga y la multidud que casi me observa. Y se me acerca un muchacho bastante alto, y me dice como con cierto asombro no fingido: " eres un personaje muy pintoresco, me llamas mucho la atención, pareces como sacada de un libro de la generación del 27, tan bohemia..." Y yo a cuadros sin saber ya que decir despues de tantas coincidencias... a mi izquierda casi más besos de los que me podía imaginar, la persona más especial que conozco desde hace por lo menos dos meses, tan especial que consigue que cualquier persona que tenga al lado olvidé momentáneamente la palabra crisis, vive en uno de esos mundos que pertenecen a las tierras de yupi... y poco a poco deja de importarme lo muy mal o muy bien que se me vea y guardo el paraguas optando por la opción menos corriente, dejar mi cabeza al descubierto bajo el chaparrón de agua que caía, me mojo tanto que parece que he salido de la ducha hace solo un momento.

viernes, 17 de abril de 2009

shhhhh! que estoy haciendo una travesuraa

Me desnudo, una, otra y otra vez más; me desnudo primero con lentitud para después mostrar ligereza. Me aprieta la ropa, yo me desnudo, fría y tiesa esperando un terciopelo que abrigue mi piel, que apriete mis carnes, que me estorbe hasta la desesperación; me desnudo por tu impaciencia, para consolar a tus retinas una vez más… no veo luz por la rendija de la puerta, el pasillo está a oscuras y yo ilumino la estancia. Espero, desespero por verte entrar... no entras, aquí no estás pero yo espero aún, guardo silencio y una esperanza que se derrite poco a poco.

martes, 14 de abril de 2009

callarse la boca

Fue un día diferente, hasta me percaté de todas esas chorradas que la gente dice en las azoteas sin pensar en nada en concreto... Alguien me rozó en el autobus la muñeca y me gusto tanto o más que un beso en la nuca con respiración incorporada, observé con naturalidad el vaivén de la ciudad y no dejó de desconcertarme, gasté dinero simplemente por aclimatarme, utilicé el hosco ascensor que traté de evitar durante años, le hice la zancadilla a mis expectativas para ese día, respiré en medio del tráfico y bebí zumo de ese que llaman "natural" que bien podría ser medio limon disuelto en agua, esperé veinti y un minutos exactamente antes de proceder a atarme los cordones, regué las plantas que no me correspondían, ojeé uno de esos periódicos que parecen tener la simbiosis perfecta con ikea y regalan cuberterías, televisiones y si te descuidas te construyen un puerto en la piscina para aparcar el yate que "regalarán" en el próximo número.

El parque diáfano no se me borra de la mente, ni se me borra mi carrera interminable por aquella playa dando alaridos y jugando con el labrador violeta como intentando librarme de aquella burbuja de felicidad que se iba inflando en mi garganta, ni las miradas furtivas del chico que escalaba, las adolescentes precariadas jugando en la arena a pillar o dándose el lote como para reirse de la paradoja, el tomillo y el romero entre mis sábanas como por casualidad como el acierto más grande jamás pensado, los exclusivistas que me entrillaban al recordarme mi objetivo.. y como no, la sombra de tus ojos el día en que jugamos a que el café no existía.

En fin, me siento perdida, la anhedonia parece ir remitiendo pero lo está haciendo tan bruscamente que me cuesta pasar las mañanas en casa recordándome en sueños, ¿será realmente esto fruto de mi nueva medicación? Me cuesta tanto creérmelo... y más aún después de haber pasado las dos primeras semanas con el corazón en las puntas de los pies y el latido en el inframundo. Quizás sea el tantra, que eso de pensar en limones no es tan fácil.

martes, 7 de abril de 2009

Por fervor o temor

Quizás el crecer rodeada de frases como " lo que se sabe no se pregunta" o "a palabras necias oidos sordos" haya sido fundamental en mi actual ideología y formación. ¿y si aquello que creí saber y no pregunté era erróneo? Si esa frase hubiera coagulado la necesidad de preguntar ciertas cosas quizas hoy no escribiría esto. Afortunadamente, hoy sigo preguntando lo impreguntable. ¿y qué decir de las palabras necias? quien decide que unas palabras son necias y otras no? Ahora pienso que de ninguna manera podría ser objetiva semejante clasificación y me arrepiento de no haber escuchado muchas y muy sabias palabras y aún más de la obediencia que me hizo escuchar solo una parte de la verdad.Dejarme influir por reticencias premeditadas o por la dudosa generosidad de los dadivosos me ha alejado en muchas ocasiones de conocer aquello que consideraba vital mientras que muchos gracias a sus resortes han conocido más de lo que les concernía.Y pensando y pensando me vienen a la cabeza recuerdos de clases de primaria, aquel sopor hipnótico mientras exponiamos nuestras tiernes mentes al feroz huracán de la ética para niños de nueve años,una profesora que no sabía sino adoptar su peculiar prosopopeya y amilanarnos sobre todo aquello que nos podía pasar, engañarnos respecto a sucesos que podían marcar nuestra mentalidad.... y lo que más me extraña es ver como pocos de los que hemos sufrido aquella triste instrucción para la vida han sido capaces de reconocer el autoritarismo y la doble moral bajo aquella pudibunda enseñanza.

domingo, 29 de marzo de 2009

pésimo y pésima

¿Por qué pésima rebozaba sus palabras en rencor? ¿por qué pésimo asentía con admiración? ¿ por qué pésima y pésimo cayeron en la sinrazón? ¿Cómo es que llovía fuera y al sol maniatado dentro de casa mantenían apagado?
Pésima acostumbraba a abusar del azafrán, pésimo dormitaba maltratando la hojarasca sobre la que apoyaba la cabeza. Solo ellos eran capaces de asentir con la cabeza al mismo tiempo aún en lugares distantes. La primera vez que pésimo y pésima habían realizado el acto sexual se dieron cuenta de que no sabían hacer el amor… pésima desconfiaba de pésimo casi tanto como él de ella. Si de repente pésimo se iba unos meses, pésima practicaba sexo con aquellos animales inteligentes que consideraba más condescendientes.

lunes, 23 de marzo de 2009

incluso más mujer que yo


Mujer… que yo te besé muy roja en la boca, que yo escarbé tus pechos y bebí de tus aguas; mujer, solo tú me arrancas la vida si me niegas la estancia. Yo solo quiero de tu boca alimentarme, y que mi espalda recorras mientras me pinto los labios; que los pies me busques para calentar con tus manos, que me desabroches con dulzura el pantalón, la delicadeza con la que el sujetador no me quitaste; mujer que con tus labios te arrastras por mi ombligo y a la lengua desatas con designios inescrutables, bésame otra vez…
Dios cuando recuerdo tu melena en mi vientre deshaciéndome la noche y engatusando hasta a las cortinas con tu aroma a recién destetado… dios, qué de texturas echo de menos en ti… tus manos si eran suaves y no las del más fino de los hombres.

domingo, 22 de febrero de 2009

fragmentos aleatorios de la historia del hada

Tanto me hiciste sufrir tu ausencia que cuando tuve la oportunidad de empaparme de ti me faltaron ganas, tiempo y fuerzas. Tu risa sonaba a cascabael solitario, tu voz llamaba demasiado la atención entre el jaleo asqueroso de los demás hacían. Tu impaciencia por abandonar nuestro techo común hizo que los cafés me regalaran su parte menos vitaminada en forma de nervios.



.....





El " a tres metros" que con toda seguridad no podría ser repetido con mayor hipocresía. Tan solo un intento de coger las riendas de la situación.



Tantos enfrentamientos de miradas que mi cabeza centrifugaba a una velocidad peligrosa. Tus intenciones oscilaban impacientes trazando un perímetro de dos metros alrededor nuestra.



¿Es que no había suficiente con el ya tenso contacto visual-lingüístico?







.....







Demasiadas escapaditas al baño, la vejiga en constante algarabía deshauciando a su detestable inquilino. Mi voz tersa, plana a intervalos de nueve minutos te adornaba las orejas arremolinándose en torno a ellas. ¡Qué estrecho habitáculo! qué fácil encontrar tu silueta en el pasmo oblícuo de la multitud...



.....





Y es cuando mis ideas se hacen una maraña imposible de desenredar; cuando mi pulso no se cree su creciente inestabilidad; cuando los ojos me pesan un mundo y me sangra hasta la voz de tanto suplicar; cuando veo color en lo blanco y blanco en la oscuridad; cuando la cesta es más de alambre que de mimbre..



Mis esfuerzos eran casi tan esteriles como los campos yermos de mi ilusión, si que lo sabía.



.....







No recuerdo en que momento solté mi desmadrada melena y me olvidé de la vergüenza, la seguridad en mi isma me sorprendió tanto que pensé que esa no era yo, pero si que era, y estaba allí de pie haciéndome la dura sin mostrar emoción alguna y regalando simpatías y calipandrias a diestro y siniestro.





Y adiós a tu panda fetén





.....











"NOS"







.....







Lo negaré siempre.





......









Cuando llegue ese día mi vida cambiará, te voy a echar en falta siempre.





......







Con el gesto retorcido de manera cruel me sentenciaste a una caida libre sin ptotección buscando para mi un fin absurdo lleno de contrastes.







....







Y FUE ASI QUE ME HICE ADICTA A CUALQUIER COSA QUE NO OPUSIERA RESISTENCIA A LA INERCIA Y SE DEJARA ARRASTRAR POR ELLA.

martes, 17 de febrero de 2009

so(u)ciedad


Lentos, muy lentos, sin compás, con las respiraciones en la cara y el vaho entremezclandose, con flashes de palomas decrépitas agonizando y caricias flagelantes. En un cuarto oscuro muy frío, con mantas por todos lados, con cojines desalmados y calendarios marchitos en cada pared renqueante. Estrechos, muy estrechos, con el latido en el cuello y las manos en el pan, la cabeza gacha por si las moscas y el ego deshecho en un tarro de harina para mezclar con coca. Agarrados, muy agarrados como temiendo la inminente huida en estampida, con la tele a volumen de película porno y los colores distorsionados por la humedad. Así estábamos rotos y perdidos esperando que alguien nos ofreciera cobijo, como si deseáramos revivir la acogida más repetida del libro santo cristiano, como si nos comieran aquellas paredes desconchadas, ¡como si deseáramos herir al viento! pusilánimes y apaleados, con sangre en los cuatro costados, con las lágrimas de los que nos lloraron, descuartizados en un desván con las sombras palpitantes pero el corazón parado.

lunes, 16 de febrero de 2009

Alodeon

Me enciendo; si me soplas me apago. Recibo empujones y los devuelvo abrazos. Si me lapidan llanto de colores y lluvia de sabores. De pequeña grande, de grande demasiado. Azul o violeta, nunca fue premeditado… intento dártelo, recibir es poco, agradar difícil y la risa fácil si dura. Post moderno en trance, retículos de una ganga de mercadillo de sueños, chocolate por cebo y anzuelos por cubiertos; macedonia sin néctar, infusiones con fideos y sopa de manzanilla. Mi caos, tú incierto caos o la incertidumbre en tus pensamientos y mi empeño en que se lea entre líneas, no es fácil si es gratificante. Lo difícil cuesta menos porque la recompensa es tiempo recuperado…. Y te pido, y te ruego, te suplicaría, vendería mi alma si con ello el resguardo fuera la seguridad de que te das por enterado, para siempre, siempre es poco, poco es más que nada, nada es esto, esto es lacerante… me conformo con NADA.


NADA NADA
NADANA DANADA
NADANADANNADANADA
nadanadanadanadanada
NADANADANADA
nadanadanada
NADA
NO

lunes, 9 de febrero de 2009

punto y aparte.



Porque 80 segundos de su sombra fueron suficientes en mi dosis mensual… mi feliz infelicidad no me corroe por ello pero quemaría la fregona que ha borrado sus huellas con semejante incomprensión. Mi cabeza asciende como un cañonazo de aire recién exprimido y vuela y se camufla entre algodones de nubes porque no quiere bajar. Hasta cuando disecciono epitelios aparece su cara como si de un mensaje subliminal se tratara, y es cuando el metabolismo de mi mano derecha se acelera por eso del vicio literario incompleto. Llaman a mi puerta una y otra vez mentalmente , no quiero abrir, hoy no llueve, hoy nadie lleva los pies mojados, no merece la pena .




Me cansé de las chiquillerías que me condenan a un estado de ánimo latente e intempestivo, me cansé de contestar con un “ se ha ido por ahí, si corres puede que le alcances”, de descolgar el teléfono, de sacudirme las mijillas del pantalón , de afilarme los colmillos cada vez que salía de casa, de las tardes sosegadas y los paseos matutinos ( de los vespertinos afortunadamente no), de agacharme a recoger aquel euro que siempre se me cae, me cansé de sentarme a dar d comer a las palomas esperando una llamada o un gesto que te delatara, me cansé de mi vaga existencia,
me cansé de las llantas plateadas y del periódico que ya no compro, y de la comisura que me prohibía pedir una cita, me cansé de mi espontaneidad y de la categoría extra… Alguien empezó a preguntarse sobre mí mientras yo cansaba a mi dieciochoañero abrigo sacándolo del armario para nada una vez y otra y otra y otra y ooootra vez. Se preguntó por qué las personas que yo conocía habían tenido ese peculiar modo de conocerme, si mi vida podía ser tan casual o si yo incitaba a la casualidad a derramarse sobre mi, no solo eso, después me lo preguntó a mi y entonces dejé de cansarme , le lancé una soga a mi cabeza para bajarla de las nubes, me la coloqué sobre los hombros y ahora todo ha cambiado, comienza mi reflexión, tantas cosas que no deseo comienzan ahora que preferiría no bajar en pijama a comprar antes que aceptarlas dócilmente, comienza la comprensión que ya no odio, en definitiva, una etapa que sé que odiaré cuando termine. Hoy he visto unas letras mayúsculas rojas que decían GAME OVER, mi juego ha terminado y creo que no empezaré una nueva partida… y no he llorado porque mis hormonas se han evaporado y ahora pululan por ahí en busca de cheques regalo y cosas de esas que yo no comprendo.

Y que lo digo AHORA y siempre, si por 80 segundos de tu sombra más tuviera que matar, mataría sin piedad, ¡vaya si juro que lo haría!











vermo vipuro viro

jueves, 5 de febrero de 2009

Empieza a pasar

Que no siento el sentir, que mi corazón me pide un retroceso... que mis días se suceden por capacidad contemplativa, que la boca habla por superar el vicio del silencio, que mis ojos se abren por no perder del todo el contacto con el aire que impregnas de vida y me envias en ráfagas de viento... que si digo que ni huelo ni saboreo, no m lo invento, que no siento mi tacto como antaño, que me tocas y se transtornan mis nervios por colapso de tiempo

(Los sueños malos)


Está la plaza sombría;

muere el día.

Suenan lejos las campanas.

De balcones y ventanas

se iluminan las vidrieras,

con reflejos mortecinos,

como los huesos blanquecinos

y borrosas calaveras.

En toda la tarde brilla

una luz de pesadilla.

Está el sol en el ocaso.

Suena el eco de mi paso.

- ¿Eres tú? Ya te esperaba...

-No eras tú a quien yo buscaba.

martes, 3 de febrero de 2009

síncope vasovagal día sí y día también



Los bizcochos bañados en licor, suaves masajes cerebrales, recompensas por encontrar al villano, las patatas estofadas, la camilla más erótica, las tijeras de podar pelo, la gallina turuleta, jugo de manzana en cualquier recoveco de su cuerpo, el chico de la cara fusiforme y el talle de carretera , cerezas por pendientes, arrugas de juventud, el pintalabios que me comí, el bar de la agonía, la certeza del pájaro que no cantó, la piruleta marchita, la pegatina de velcro rosa, la monja de la naranjada, juegos a oscuras en un salón sin sofá, la intrusión a tu alacena, unas cortinas pintarrejeadas, la habitación del pánico con roedor incluído, la ducha estrecha donde fornicar bien pegados, la sesión de fotos con luz verde fenomenal, el cuchillo del hombre malo, el funeral con arañazos, el guardapelo infinito, el gesto más hosco que jamás vi, la olla a presión de su casa, el patio de los geranios rojos, el beso más corto y el abrazo más largo, el rincón de su cuello que altera el ánimo, el hueco del armario donde abandono las esperanzas cuando pesan demasiado, la estrella fugaz que le regalé por su cumpleaños, las garrapiñadas, la mirada del hombre en blanco y negro y sus gafas de sol recién estrenadas, los parabrisas vespertinos, las gárgaras con agua con sal o zumo de limón, los paseos inapetentes, el carbón que la barbacoa regurgitó, los pendientes largo de medio kilo, la reyerta con abrazos, la alfombra esquiva, la mariposa sugerente, el abanico que se levó tus penas, las penas que se llevaron tu color, el color que se llevo tu belleza, la belleza que se llevó tu atractivo... y todas esas cosas que no sé si volveré a experimentar pero que han dejado un cráter insalvable en el planeta donde mi corazón hiberna a temporadas intermitentes.

lunes, 2 de febrero de 2009

Solo mentalmente


Durante años soñé con algo que no tenía demasiado sentido... Soñé con unos ojos que no había conocido, ni habían visto mis retinas, aún así no pude dejar de obsesionarme con esa mirada que me desquiciaba por completo. El día en que conocí al portador de esos párpados lánguidos deseosos de un guiño de complicidad no podía creer que hubiera echado en falta a aquel individuo al que NO había visto, ni escuchado, ni hablado, ni saludado, ni observado con avidez, ni abrazado, ni besado, ni conquistado en esta vida pero con quien sé que compartí algo más que un contexto temporal en algún lugar tan lejano que no sabría a día de hoy ubicar. Echaba tanto de menos aquel lagrimal que se inundaba solo con un par de frases cortas bien elegidas que lo mantuve en mi subconsciente durante al menos nueve reencarnaciones, por eso llevaba nueve infelices vidas desde aquella primera vez que adopté un cuerpo propio acorde con mis intenciones y proyectos de vida... Y ahí estaba de nuevo esa alma que creía que me debía pertener a mi y solo a mi. Era otro cuerpo, otro refugio al fin y al cabo pero había sido una sabia elección por su parte ya que después de vagar por infinidad de cuerpos había encontrado unos ojos idénticos a los que yo le había conocido y con los que aún le recordaba. ¡Cómo era...! aunque sé que no lo hizo para que yo le encontrara, había tenido tiempo suficiente como para difuminar mi recuerdo, él no quiso torturarse durante tantas vidas. Ahora ni siquiera era consciente de la infinidad de veces que ya nos habiamos mirado y yo no sabía como hacerle saber que era yo y que lo había reconocido por los ojos certeramente escogidos...

Necesitaba una señal que me indicara que debía hacer, necesitaba saber por qué aquella tarde el lápiz tembló entre sus dedos, necesitaba saber mucho más de lo que estaba dispuesta a preguntarle y no por vergüenza de quedar como una enajenada... Simplemente tenía un miedo atroz de no obtener la respuesta que yo creía correcta, era algo superior al miedo, pánico, una grima sobrenatural como la que sentí dos vidas atrás cuando aquel deportivo rojo se acercaba de manera devastadora hacia la motocicleta que me conduciría a la muerte por culpa de un desaprensivo proxeneta que solo se quejó después de un ligero escozor en un arañazo de medio centímetro no más. Yo no quería dejar pasar aquella oportunidad. ¿ qué sabía yo si tendría la posibilidad de cruzarme de nuevo con ese alma complementaria que se me ocultaba en vida y me esquivaba en nuestro vagar etéreo a la espera de una nueva reencarnación?

Mi subconsciente me torturaba hasta el insomnio vertical durante temporadas más o menos largas durante las cuales se me revelaban verdades que asustarían hasta al más frío muro de piedra de las catacumbas griegas donde en una ocasión fui enterrada.Quería actuar y no sabía como.

Imposibilidad de conocimiento global




Jamás soporté las tonterías de los críos de mi edad ni el dulce y maravilloso olor a incienso en las iglesias ( me daba rabia que un sitio que me repelía tanto oliera tan bien); acostumbraba a hacer tachones hasta cuando escribía a lápiz en lugar de usar la goma porque creía que borrar era demasiado fácil y definitivo; nunca pedía las cosas por favor si el receptor de mi solicitud no me doblaba la edad al menos. Conforme crecí empecé a desmarcarme y desarrollé la capacidad de analizar todo cuanto sucedía a mi alrededor en un lapso de tiempo ínfimo. Un día (antes de tiempo) hice por fin aquella pregunta en clase de catequesis y como la catequista no me respondió con la suficiente convicción como para apagar mis dudas lo volví a intentar en el colegio, en clase de religión. Aquello dió la vuelta al colegió y revolucionó a la sala de profesores de la misma forma que lo hizo aquel hombre desnudo que dibujé con cuatro años. Sin duda fui yo solita la que marcó mi trayectoria desde la infancia, sé que mi curiosidad me matará a disgustos y que la gente se seguirá preguntando por qué me hago esas preguntas tan extrañas..

sábado, 31 de enero de 2009

génesis

Al cabo del tiempo dos de cada tres llamadas mías la pillaban en la ducha y, o bien no me lo cogía o jugaba a cogérmelo y fingir que se ahogaba en una cascada. Una tarde paseando por la decadente Alcazaba me comentó que no experimentaba sensaciones físicas, que su anhedonía era incurable y que maldecía constantemente el día de su concepción, no le respondí porque me parecía una falta de respeto insultar a una mujer tan guapa y con tal capacidad de amar. No era gratuíto aquello que me dijo, entre suspiro y suspiro me comentó sus intenciones, quería hacerme participe de su situación, quería que fuera yo quien la ayudara a levantar las monedas que había colocado sobre la mesa. Yo nunca me enorgullecí de ello, nunca delaté a aquella mujer de pestañas suplicantes... Tenía bastante con el placer de desnudarla con la mirada y saciar su fiebre uterina ocasionalmente. Cuando no estaba con ella todo parecía deshidratado y mustio, nada me contentaba, la vida no tenía chispa. Me había metido bajo las faldas de un ser inalcanzable, alquien a quien jamás podría aspirar, que me besaba cuando no tenía nada mejor que llevarse a la boca, que no se ponía perfume para no distorsionar su marcado olor a hembra poderosa.. Allá a donde iba su presencia se expandía, parecía ser capaz de llenar una estancia tan sóló con su espontánea caída de párpados. Tantos y tantos la deseaban que al final el destino tuvo que ser cruel para que no se rompiera el equilibrio.
Hacía más de dos años que no la veía, había cambiado tanto que ni me podía creer que aquella mujer años atrás hubiera sido mi fiel confidente y mi más codiciado tesoro;se había dejado el pelo largo y caía en cascada cubriendole hasta la mitad de la espalda, llevaba un abrigo de esos que ella detestaba y un bolso diminuto a juego con sus zapatos de tacón imposible. Quizás fue el gran cambio lo que hizo que no me percatara al principio del complemento más llamativo, pero en cuanto se desprendió de su abrigo con una facilidad que indicaba alivio, me di cuenta de lo evidente de su estado. Durante las dos horas que duró nuestro encuentro no hablamos de su barriga ni de nada que guardara relación con su nueva vida, eso si, ella no paró de darse mimos y de acariciarse de manera tan maternal que sólo tenía ganas de que me diera el pecho y me meciera en sus blancos brazos llenos de lunares. Hablamos del otoño, de los libros que aún no habíamos leído, de las cosas que habíamos guardado en el cajón de nuestra mesita, de esas cosas de las que siempre hablábamos y sólo adquirían sentido en nuestro mundo paralelo. Alrededor la gente nos miraba con cierta envidia, se nos veía espléndidos o al menos eso me parecía a mi. A ratos ella retocaba sus labios con pintalabios rosa muy claro, nada acorde con su anterior estilo de maquillaje, estaba tan distinta, tan humana...Seguía bebiendo tanto alcohol como antaño, en dos horas le cundió para fundirse cinco whiskies solos.







(( y si a alguien le interesa, continuará...))

viernes, 30 de enero de 2009

lisérgico


Y colgó. Los ojos a cuadros verde fosforito inaguantable, la mandíbula tan floja como el miembro de un caracol recién horneado, el pulso deshaciéndose en insultos contra algo o alguien, el mal de los pies inquietos era poca aspiración para la coreografía que describía la pierna izquierda en libre albedrío, las manos heladas y las venas dilatadas hasta un extremo algo peligroso. El móvil no se despegaba de su oreja, se quedó allí inmóvil acosando el redondeado y agujereado lóbulo izquierdo, ella tampoco hizo ningún esfuerzo en quitárselo, no urgía… para la próxima llamada resultaría realmente cómodo, sólo tenía que pulsar el botón verde, el resto del trabajo ya estaba hecho para siempre. Se dedicó a acariciar la arruga que siempre le salía a la falda de cuadros en el sitio desde donde la cadera saludaba al talón. Olía a comida, pero no pensaba en comer después de aquello, había un gran ladrillo en su esófago que impediría cualquier intento de intrusión, era lo justo al fin y al cabo, ni la comida merece estar tan poco tiempo de visita aunque sea sólo eso, comida.

jueves, 29 de enero de 2009

Eso yede




Se levantó de la cama mientras observaba sin muchas ganas al inquilino que sin gran esfuerzo había acogido entre sus sábanas humeantes.. y se hizo un moño rubio apenas apretado por eso de no querer joder al viento. Desnuda esperaba alguna señal de vida por parte de aquella nueva conquista que ni siquiera le dio las buenas noches. Daban igual las manecillas del reloj, sólo eran acuarelas pintadas en una esfera demasiado redundante, también daba igual el estertor que provenía de nuevo del piso inferior, daba igual todo. Se despertó el inquilino, ella había puesto la tele y la ventana abierta abanicaba su gesto de superioridad. Resurgiendo como entre nidos de amapolas apareció aquel buenos días que le lleno el alma de sal. Para cuando un poco de originalidad? Estaba harta de esperar algo diferente. Su herida goteaba perfume, un perfume que al final se convertía en la dictadura de su corazón de porcelana. Y sabía lo muy estrecha que era su garganta para albergar el eco de lo que sus sentimientos le susurraban desde el otro lado del cristal… el lado que ella trataba de repellar cada mañana post-polvo. Él habló:
- Me ha gustado mucho pasar la noche contigo, me gustaría volver a verte y hablar y conocerte y que pasemos tiempo juntos. Pareces tan lista y dispuesta a comerte el mundo... Me encantas.

Demasiado, pensaba ella, estaba demasiado acostumbrada a escuchar esa monótona frase. Tan acostumbrada que le parecía mera deferencia, su cabeza procesaba la información a una velocidad sobrenatural y siempre obtenía la respuesta correcta en tan solo unos segundos, pero por eso de no parecer fría y calculadora esperó a que él dejara de mirarla suplicando una respuesta para soltar en una bocanada:
- Todo lo que dices hoy suena tan bien que me gustaría saber si suena así de bien cuando dejé de sonar.

Y el se marchó y evidentemente sus palabras dejaron de sonar, fueron empaquetadas sin cuidado y vertidas sin piedad en el saco de porquerías por clasificar que ella mentalmente había fabricado con el objetivo de descartar amantes. Ya chirriaba la cafetera y fue a la cocina desnuda mientras las plantas de sus pies húmedas dejaban un rastro de sexo tras de sí. Cerró la puerta de la cocina, masticó aquel olor que la volvía loca, se sirvió una taza y se sentó en el suelo, encendió el cigarro matutino y comenzó a hablar sola mientras escuchaba el teléfono sonar… le daba igual quien la llamase, era su momento sagrado, era la hora del café con cigarro, era SU HORA y TODO lo demás y los DEMÁS daban igual, exactamente igual.

miércoles, 28 de enero de 2009

elegía tardía a mi caperucita roja



Hoy sentí en la garganta

aquello que no arde, abrasa.

Envuelta en una sábana

cubierta de arañas

una muerta tan real que asustaba.

No tenía sin embargo

gran camino por hacer

más quisiera ir a otro sitio

que en una tumba yacer.

¿qué decía la lapida?

nadie lo leía al revés

pero allí siempre ponía:

"aquí yace Elsa Aracel"

¿Fue muerta ya tan joven?

yo no la quise ni ver,

en el momento de la muerte

ella amaba a José

¿Qué pasó con el amado?

muerto hallado fue también..

Y en la noche de enero

nadie los volvió a ver

Siempre fue fiel amiga

secretos con ella enterré.




A Elsa, por no haberme despedido de ella nunca, por haberle faltado en aquel día tan especial.Por no creer en Dios ni en el cielo y desterrarla a vagar en mi mente como un recuerdo mustio, porque cuando no me aliso el pelo la veo en mi reflejo y lloro por sus rizos y beso los míos.. porque la arena nunca será lo mismo sin ella, porque me faltará tiempo para acostumbrarme, porque nunca a nadie le he dicho que la sigo echando de menos, porque me robó mi última sonrisa y se la llevó de recuerdo...
Y ya son dos años sin ver tus paletas separadas